Versos para olvidar

Versos para Olvidar

 

Safo

De vario trono inmortal Afrodita,

hija de Zeus que trenzas dolor, te oro:

ya con penas ni pesar me domes,

oh santa, el alma.

Pero aquí ven, si alguna y otras veces,          5

con escuchar la voz, de lejos, mía,

me oíste, y del padre la mansión dejando,

viniste, el áureo

carro enyugando; y te llevaban bellos,

sobre la tierra negra, raudos pájaros,            10

las alas por el cielo, a medio el éter,

densas batiendo.

Sin dilación llegaron. Tú, oh dichosa,

dulce sonriendo en tu inmortal semblante,

qué me afligía otra vez, pediste, y qué, otra    15

vez, te impetraba,

y qué muy mucho que ocurriera ansiaba

a mi alma insana. “¿A quién, otra vez, quieres

que Peito lleve a tu prisión? Oh, Safo:

¿Quién te maltrata?                                             20

Y pues, si huye, ha de seguirte en breve,

y ha de donarlos, si no acepta dones,

y si no ama, habrá de amor en breve,

aún no queriéndolo.”

Ven a mí ahora, y suéltame de graves              25

cuitas, y cumple, para mí, todo eso

que el alma anhela que se cumpla, y séme,

tú misma, aliada.

AUTOR: Safo  (S. VII-VI a.C., Ereso, Lesbos.)

TÍTULO DEL LIBRO: Antología de la lírica griega

AÑO DE PUBLICACIÓN: 1988

EDITORIAL: UNAM, Dirección general de publicaciones

PAÍS: México

PÁGINAS:    107-109

 


 

José de Irrisari

 

LA RAZÓN Y EL INTERÉS

 

Un altercado tuvieron

la Razón y el Interés,

más la Razón femenina

no pudo al macho vencer,

y aqueste, sin más ni más,

mató a la otra en dos por tres,

y temiendo a la Justicia

que lo quería prender,

el asesino maldito,

llevando alas en los pies,

en la iglesia se metió.

Así desde aquella vez

no ha salido del sagrado

que pudo alcanzar tan bien.

Está tan contento allí

que según se echa de ver,

la Iglesia no dejaría

aunque le hicieran merced

de indultarle de la pena:

él sabe muy bien porqué.

 

¿Esto es fábula o historia?

¡Quién sabe en verdad lo que es!

 

 

 

AUTOR: Antonio José de Irrisari (Guatemala, 1786-Brooklin, 1868)

TÍTULO DEL LIBRO: Galería poética centroamericana

AÑO DE PUBLICACIÓN: 2009

EDITORIAL: Dirección General del Diario de Centro América y Tipografía Nacional

PAÍS: Guatemala

PÁGINA:   121


 

Joaquin-Sabina

 

BAJO LOS PUENTES

 

Se trata de vivir por accidente

se trata de exiliarse en las batuecas,

se trata de hacerse de repente,

se trata de vendarse las muñecas.

 

Se trata de llorar en los desfiles,

se trata de agitar el esqueleto,

se trata de mearse en los fusiles,

se trata de ciscarse en el concreto.

 

Se trata de indultar al asesino,

se trata de insultar a los parientes,

se trata de llamarle pan al vino.

 

Se trata de engañar a los creyentes,

se trata de colarse en el casino,

se trata de dormir bajo los puentes.

 

 

 

AUTOR: Joaquín Sabina (España, 1949)

TÍTULO DEL LIBRO: Ciento volando de catorce

AÑO DE PUBLICACIÓN: 2003

EDITORIAL: Visor libros

PAÍS: España

PÁGINA:   38


 

Charles Baudelaire

 

EL VINO DEL ASESINO

 

¡Ella está muerta y yo soy libre!

Todo el jornal me beberé.

Antes sus gritos me aturdían,

cuando volvía sin con qué.

 

Soy más feliz que un rey feliz;

el aire es puro y limpio el sol…

En un verano parecido

nos enamoramos los dos.

 

La horrible sed que me devora

acaso se podrá calmar

con tanto vino como cabe

en su sepulcro -y algo más.

 

¡Bien se está allí, quiete en el pozo!

Y no se me podrá mover

con las baldosas que eché encima

-si puedo, no la olvidaré.

 

En nombre de los juramentos

que nadie rompe sino Dios,

y para hacer las paces juntos,

como en los tiempos del amor,

 

le di una cita en una calle

obscura, en tétrico aislamiento;

¡y vino! -¡Loca criatura!

Cualquiera tiene un mal momento.

 

 

AUTOR: Charles Baudelaire (París, Francia 1821-1867)

TÍTULO DEL LIBRO: Las flores del mal

AÑO DE PUBLICACIÓN: 1896

EDITORIAL: Ediciones Escolares, S.L.

PAÍS: España

PÁGINA:   201


 

Allen Gingsberg

 

MESCALINA

 

Ginsberg en descomposición, hoy me miré desnudo en el espejo

distinguí la vieja calavera, estoy cada vez más pelado

mi coronilla resplandece bajo la luz de la cocina tras unos pelos

delgados

como el cráneo de un monje en viejas catacumbas iluminadas por

un guardia con una linterna

seguido por una turba de turistas

así que ahí está la muerte

mi gatito maúlla y mira dentro del armario

esta noche Boito canta su antigua canción angelical en el fonógrafo

el busto de Antínoo en una fotografía sepia aún mira desde mi

pared

un estallido de luz desde la delicada mano de Dios envía una

paloma de madera a la virgen apacible

el universo de Beato Angélico

el gato se volvió loco y gruñe y rasguña el suelo

 

Qué ocurre cuando el gong de la muerte le pega en la cabeza a

ginsberg en descomposición

en qué invierno entro

muerte muerte muerte muerte muerte el gato descansa

acaso alguna vez estamos libres de – ginsberg en descomposición

Entonces déjalo pudrirse, gracias a Dios lo sé

agradecer a quién

agradecer a quién

Gracias, Oh señor, más allá de mi ojo

el camino debe conducir a algún lugar

el camino

el camino

por el basural donde se pudre la mierda, por las orgías de Angélico

Bip, emite un estallido en forma de bebé y vete

quizás esa sea la respuesta, no lo sabría hasta tener un hijo

no sé, nunca tuve un hijo nunca lo tendré así como voy

 

Sí, debería ser bueno, debería casarme

descubrir de qué se trata todo eso

pero no soporto estas mujeres tan cerca de mí

el olor de Naomi

argh, estoy clavado con este ginsberg familiar en descomposición

ya ni siquiera soporto a los muchachos

no soporto

no soporto

¿y en realidad quién quiere que se la metan por el culo?

Inmensos mares sobrevuelan

el flujo del tiempo

y quién quiere ser famoso y firmar autógrafos como una estrella

de cine

 

Yo quiero saber

Yo quiero yo quiero es ridículo saber saber QUÉ ginsberg en descomposición

yo quiero saber qué va a pasar después de que me pudra

porque ya me estoy pudriendo

mi pelo se está cayendo tengo barriga estoy aburrido del sexo

mi culo se arrastra por el universo sé demasiado

y no suficiente

quiero saber qué va a pasar después de que muera

bueno lo descubriré pronto

¿en realidad necesito saberlo ahora?

me será útil en alguna forma útil útil útil

muerte muerte muerte muerte muerte

dios dios dios dios dios el Llanero Solitario

el ritmo de la máquina de escribir

 

Qué puedo hacerle al Cielo martilleando en una Máquina de

Escribir

Estoy atrapado cambia el disco Gregory ah excelente justo lo

está haciendo

y yo estoy demasiado consciente de un millón de orejas

en el presente orejas macabras, comerciando

demasiadas fotos en los periódicos

descoloridos amarillentos recortes de prensa

me alejo de este poema para ser un contemplativo drak

 

basura de la mente

basura del mundo

el hombre es mitad basura

toda la basura en la tumba

 

Qué puede estar pensando Williams en Paterson, con la muerte

tan encima

tan pronto tan pronto

Williams, ¿qué es la muerte?

Te enfrentas a la pregunta a cada instante ahora

o te olvidas durante el desayuno mirando el rostro de tu viejo y

feo amor

estás preparado para renacer

para soltar este mundo para entrar a un cielo

o para soltar, soltar

y que todo se acabe – y ver una vida – toda la eternidad – deshacerse

en la nada, una pregunta tramposa propuesta por la luna a la

tierra sin respuestas

¡No hay Gloria para el hombre! ¡No hay Gloria para el hombre!

¡No hay Gloria para mí!

 

No tiene sentido escribir cuando el espíritu no guía

 

NY, 1959

AUTOR: Allen Ginsberg (Estados Unidos, 1926-1997)

TÍTULO DEL LIBRO: Kaddish : y otros poemas (1958-1960)

AÑO DE PUBLICACIÓN: 2014

EDITORIAL: Anagrama

PAÍS: España

PÁGINAS: 151-155

Deja un comentario