Frase

Frase

Por: Carmelo Aguilar

El filósofo añade que a veces, incluso a menudo, los animales dan muestra de mayor grandeza que los humanos: en efecto, ellos no quitan la vida por el placer de matar, no gozan infringiendo dolor y sufrimiento, matan para comer, sin más crueldad. Por otra parte, tampoco se comportan como los hijos de Adán y Eva, que se complacen en dirigir contra sí mismos la pulsión de muerte, acción funesta, y no agregan a sus miserias, ya numerosas, las de su propia y entera factura. ¡Superioridad del perro (cínico) sobre el hombre (cristiano)!

Onfray, Michel. Los libertinos barrocos. Anagrama, España, 2009, página 54.

 

 

Deja un comentario